Cómo redactar un mail de cierre

Blog  / 

mail-de-cierre

Situación: se inició un proceso (búsqueda laboral, venta, contratación), pero luego no supimos nada más del destinatario.

 

Puede que del otro lado sigan indecisos, o que se haya cancelado la opción. En cualquier caso, necesitamos saber cuál de las variables es la que está en juego para saber si seguir destinando tiempo y recursos o no.

¿La solución? Enviar un mail de cierre.

 

El objetivo del mail de cierre

Es importante tener en cuenta que el objetivo de este tipo de mensajes es generar una respuesta del otro lado, más que expresar sentimientos de frustración.

Según algunos estudios, este tipo de emails logran una tasa de respuesta del 33%. Nada mal, ¿no?

 

Pasos para redactar un mail de cierre:

  • Enfatizar el valor de la propuesta

Para el caso de los mails que buscan cerrar ventas, es importante recordar el valor de lo que estar ofreciendo, en relación a lo que el lector puede necesitar.

Hola [destinatario]

Hace un tiempo que no estamos en contacto.

La última vez que hablamos me comentaste la necesidad de mejorar [x] y cómo [mi servicio] podría ayudar [a alcanzar la meta específica] en [plazo específico].

¿Todavía estás interesado/a en continuar la charla? En caso de que no, por favor házmelo saber para no molestarte con futuros emails o llamados.

Atentamente,

[Vendedor]

 

  • Como siempre, ser simples y concisos

Suponemos que el lector no respondió porque está ocupado. Por ende, lo mejor es ser breves y directos:

 

Hola [destinatario]

 Perdón si fui demasiado persistente este último tiempo, pero me interesa mucho [que trabajemos juntos/su propuesta laboral, etc.].

 ¿Todavía está interesado en continuar con  [propuesta]?

 En caso de no ser así, por favor hágamelo saber.

 Atentamente,

 [Nombre]

 

  • Llegado el caso, darlo por terminado

Como dicen “la no respuesta es tu respuesta”. Pero, ¿por qué quedarse en un silencio de radio? Siempre es mejor ponerle palabras a las situaciones, ya que esto da la posibilidad al otro de clarificar y retomar el contacto o cerrarlo.

Hola [destinatario]

 Espero que se encuentre muy bien.

Como no recibí su respuesta, entiendo [la situación] cambió o que las prioridades se modificaron.

 En cualquier caso, quedo a su disposición para retomar el contacto en el futuro.

 Atentamente,

 [Nombre]

 

Eliminar cualquier emoción en la redacción y suponer en forma proactiva que la opción está cancelada, genera alivio en el destinatario o interés de no perder la oportunidad.

 

(Fuente)

 

Cómo mejorar la redacción por mail